PRODUCTIVIDAD: Organiza tu día en 5 minutos
junio 21, 2017
PRODUCTIVIDAD: ¿El café quita la cruda?
junio 23, 2017
Mostrar todo

MARKETING: Él vendió su lugar en una fila y ahora tiene su empresa

A veces hay historias que suceden para contarse. El día de hoy contaremos la historia de Robert Samuel, un hombre desempleado y deprimo, quién habría recurrido a Craigslist (sitio de web de anuncios clasificado en Estados Unidos).

Era el día de 2012 en que se lanzaba el iPhone y, con la intención de ganar algunos dólares, Samuel se ofreció a guardar su lugar en la fila a un fanático de Apple por 100 dólares.

En ese entonces la fiebre de Apple era muy fuerte, y Samuel rápidamente encontró un comprador para su servicio y corrió a la tienda de la Quinta Avenida de Nueva York. El hombre que lo contrató finalmente, puedo comprar el teléfono inteligente online, pero igualmente le pagó. A lo que comenta Samuel que: “iba a irme, pero fue un cliente el que me impulsó a quedarme” al proponerme:” ¿Por qué no vendes tu lugar?”.

Él se dio cuenta de que había tropezado con un plan para ganar dinero, así que llamó a sus amigos para que se unieran a él en la fila. Y al final del día, el grupo había vendido cuatro lugares y cinco cajones de leche, que los agotados aficionados de Apple compraron para sentarse. El día de la espera, a Samuel le alcanzó para poder comprar su propio iPhone 5.

“Siempre me defino como un empresario accidental”, dijo Samuel, de 41 años. “Esto no tenía razón de ser”. Hoy día, es el máximo ejecutivo de Same Ole Line Dudes, un servicio profesional para hacer fila con decenas de empleados, todos contratistas independientes.


Ahora, Same Ole Line Dudes, o Line Dudes para abreviar, cobra 25 dólares por la primera hora de espera y 10 dólares por cada media hora adicional. Hay un mínimo de dos horas y un recargo de 5 dólares por hora por mal tiempo, ya sea por temperaturas inferiores a cero o de alrededor de 38 grados centígrados. 

Los asistentes que hacen fila reciben el 60 por ciento de la tarifa, además de las propinas. Line Dudes recibe de 60 a 100 pedidos por mes y experimenta un aumento por turistas.

Conforme se difundía la noticia, “la gente empezó a llamarnos para pedirnos otras cosas”, dijo Samuel. Así que, comenzó a hacer fila para las grabaciones de Saturday Night Live, para oradores famosos, para cualquier cosa que diera lugar a una cola.

Para principios de 2014, Samuel había lanzado un sitio web para reservas, pero todavía él no estaba seguro de dejar su empleo habitual. Pero, se aventó e hizo de Line Dudes su trabajo de tiempo completo en enero.

¿Te gustaría tener este trabajo?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *